Nuevas recetas

La botella de Pinot Noir se vende por $ 4,100 el vaso

La botella de Pinot Noir se vende por $ 4,100 el vaso


La botella completa se vendió por $ 205,000

En primer lugar, permítanos mirar boquiabiertos al hecho de que hay una botella de vino que contiene el equivalente a 12 botellas de vino. Así es; la Informes de LA Times que una botella de 9 litros de Williams Selyem Pinot Noir acaba de ser subastada, y la botella gigantesca (llamada Salmanazar) contiene alrededor de 50 vasos de vino de 6 onzas.

El vino, que ganó los premios Reserve Grand Champion y Best of Show en el Houston Livestock Show and Rodeo, fue subastado el sábado en Houston, acumulando $ 205,000. Dividido por 50 vasos, son $ 4,100 por vaso de este tinto.

Para comparar, el lote de mayor valor a la venta para Ferran Adrià's Subasta de vinos elBulli de Sotheby's son tres botellas de Domaine de la Romanée Conti, Romanée Conti 1990, con un valor estimado de $ 32,500 a $ 47,500. Por supuesto, esos son unos 750 mililitros en lugar de 9 litros, lo que significa que si una botella cuesta $ 32,000, será $ 8,125 por vaso. Y eso no es tan caro como ese cóctel de $ 8,850. Entonces, $ 205,000 por una botella de vino de 9 litros es en realidad una ganga. Manos a la obra.


El mejor pinot noir

¡No se deje engañar por el mantra de "el gran Pinot Noir tiene que ser caro" que tanto escuchamos! Por alguna razón, esta variedad tiende a ser extremadamente susceptible al esnobismo, y tanto los consumidores como los enólogos sueñan con experiencias trascendentales. Y si bien es una uva delicada de cultivar, eso no significa que tengas que gastar un montón de dinero solo para conseguir una botella decente. Sea testigo de las muchas botellas en nuestra lista aquí del mejor Pinot Noir por menos de $ 20.

Aun así, Pinot Noir puede ser un hueso duro de roer a precios más bajos. Sin embargo, no se desespere, tenemos muchas reseñas y recomendaciones aquí y no todas son de lo que podría esperar.

Una de las reglas más importantes que puede seguir en su búsqueda del mejor Pinot Noir económico es no limitarse a Oregón, Borgoña y California. Lugares como Nueva Zelanda, el resto de Francia e incluso Alemania también pueden producir excelentes Pinot, ¡y la mejor parte es que a menudo tiene un precio mucho más bajo!

Por lo general, de cuerpo más ligero, con muchos sabores de fresa, cereza y terrosos, uno de los atractivos de esta variedad es lo bien que combina con la comida. ¡Con un estilo que va desde el roble hasta el crudo, hay mucho que explorar en nuestra lista de los mejores Pinot por menos de $ 20!

¡Siga leyendo para conocer nuestras selecciones de los mejores pinot noir por menos de $ 20!

Crédito de la foto: brm / Shutterstock.com


Este vaso es para el Cabernet, ese el Pinot Noir

HA dominado las complejidades de Burdeos, Borgoña y Barossa, y se enorgullece de elegir el vino perfecto para complementar una comida, ya sea una fusión asiática o un delicioso bistec para perchas. Quizás incluso tenga una unidad de almacenamiento o, si tiene suerte, una bodega, para almacenar el vino a la temperatura adecuada. Pero, ¿su cristalería todavía pertenece a la era del Chianti en una botella con pajita?

El consumo de vino ha crecido en los Estados Unidos, junto con una apreciación por el carácter de las variedades, desde clásicos como cabernet y chardonnay hasta nombres menos familiares como Grüner Veltiner, un blanco austriaco picante, y malbec, una uva tinto suave de Burdeos que ha jugado un papel protagonista en solitario en el vino argentino.

Así que no es tan sorprendente ver que la cristalería ha seguido su ejemplo. Hoy en día, las copas de vino se diseñan cada vez más para mostrar el carácter de variedades específicas.

La teoría es que el diseño de la copa de vino, desde la forma del cuenco y el grado de ahusamiento en el borde, hasta el diseño del borde mismo, puede afectar la forma en que alguien experimenta el aroma, el sabor y la armonía de un vino. Los matices de un vino tinto complejo, por ejemplo, pueden desplegarse y seducir en la copa apropiada, pero volverse ásperos y cerrados en otra.

De hecho, según muchos profesionales del vino, las copas adecuadas pueden significar la diferencia entre saborear un vino delicioso y sentirse defraudado.

“Realmente marca la diferencia”, dice Shaun Green, un comprador de K & amp L Wine Merchants en San Francisco.

La idea de combinar las copas con el tipo específico de vino fue iniciada por Riedel, una empresa austriaca que ha estado fabricando vidrio durante 250 años. "Hay que tener el mensajero perfecto para entregar el vino", dice Maximilian Riedel, presidente de Riedel Crystal USA.

Fue el abuelo del Sr. Riedel, Claus, quien creó la primera línea de copas de vino en diferentes formas y tamaños diseñadas para realzar el carácter de tipos específicos de vino. En particular, su serie Sommelier, hecha de cristal de plomo sin adornos y soplado a mano, inició la tendencia en la década de 1970. Venían en diferentes formas y presentaban cuencos mucho más grandes que los típicos de la época para permitir más espacio para que se acumulen los aromas del vino.

La línea Sommelier, que se vende entre $ 60 y $ 95 por tallo, se encuentra entre las gafas de alta gama más populares que se venden en la actualidad. El padre de Max, Georg, popularizó aún más la idea con la introducción de la línea Vinum de vasos hechos a máquina (alrededor de $ 20 por tallo) y una serie de seminarios de degustación para promoverlos.

Otros fabricantes de vidrio han seguido su ejemplo, y hoy en día se puede encontrar una gama vertiginosa de opciones en las tiendas, desde modelos económicos hasta copas de cristal fino que cuestan más de $ 100.

Bottega del Vino Crystal, propiedad del restaurante del mismo nombre en Verona, Italia (y más recientemente en Nueva York), vende cristal soplado sin plomo en seis estilos: para tintos jóvenes, de cuerpo medio y grandes, vinos concentrados. conocidos como super venecianos, chardonnay y vinos dulces. El año pasado, el enólogo Robert Mondavi, en colaboración con Waterford Crystal, presentó una línea de vasos específicos para varietales que se venden a 50 dólares el par. Los modelos de Riedel también han proliferado, con vasos diseñados para bebidas tan diversas como el whisky de malta y el pinot noir de Oregon, un nuevo vaso. Además de la línea Sommelier de alta gama y la línea Vinum, hay una línea básica para principiantes llamada Ouverture ($ 10 por tallo).

¿Las copas de vino marcan la diferencia? Y si es así, ¿cuántos son suficientes? Asistí a un seminario de Riedel celebrado recientemente en la sala de exposición de la empresa en Nueva York para comprobarlo por mí mismo. Fue dirigido por Max Riedel.

Comenzamos con un chardonnay californiano de sabor típico, de Kendall Jackson. En la copa Vinum Chardonnay de Riedel, las notas de frutas tropicales se elevaron y se expandieron deliciosamente en la boca. Transferimos el vino a la copa Vinum Sauvignon Blanc, donde pareció perder profundidad. El roble cremoso y la vainilla dominaron los otros sabores. También parecía desagradablemente tánico.

Finalmente, servimos el chardonnay en una copa “joker”, esas copas de vino miserables en las que apenas puedes meter la nariz. En este vaso, el alcohol se quemó en la nariz y la fruta tropical desapareció.

Un murmullo de sorpresa recorrió la habitación.

"Chardonnay necesita un tazón más grande por su profundidad de sabores y alcohol", dijo Riedel. La copa de Chardonnay también dirigió el flujo de vino a la parte deseada de la lengua, dijo, y agregó: "La primera impresión es clave".

Esta pequeña prueba se repitió con un pinot noir y un cabernet sauvignon, ambos de California, con el mismo efecto. La audiencia, hasta una persona, fue persuadida.

Los seminarios han creado muchos creyentes. “Cuando a Riedel se le ocurrió la idea por primera vez, pensé que era un poco extrema”, dijo Tim Kopec, director de vinos de Veritas, un restaurante de Nueva York conocido por su carta de vinos. "Pero después de experimentarlo por mí mismo, lo compré por completo". Y el crítico Robert M. Parker Jr. ha escrito que el efecto de las copas de Riedel en el vino fino es profundo.

Otros lo descartan como un truco de marketing más que una ciencia. La idea de que una copa pueda señalar el flujo de vino a la lengua "es ridícula", dice Ted Allen, el experto en vinos y personalidad de la televisión. Joshua Wesson, presidente y director ejecutivo de vinos de Best Cellars, una cadena de tiendas que se especializa en vinos de calidad por debajo de $ 15, cree que una copa puede tener cierta influencia en el vino, pero no tanto como otros factores como la temperatura. La gente es víctima de una especie de "efecto placebo" cuando hace una degustación guiada como la que asistí, dijo.

Incluso si se pudiera creer en mis papilas gustativas, todavía existe la preocupación más pragmática de cuántas copas de vino uno puede pagar, y mucho menos de encontrar espacio. "La selección de copas no debería ser un ejercicio que induzca a la neurosis", dice Wesson. "La mayoría de las copas de vino, si tienen la forma adecuada, hacen un buen trabajo". Incluso los defensores más fervientes dicen que hay un límite.

Muchos profesionales del vino dicen que la mayoría de las personas pueden hacerlo bien con tres juegos: un vaso básico de cuenco grande para los tintos, un básico de cuenco pequeño para los blancos y una copa de champán (una flauta conserva mejor las burbujas). "Si tiene poco espacio, consiga un vaso de uso general y déjelo todo", aconsejó Allen, quien también es portavoz de Robert Mondavi Private Selection.

Las cosas importantes que debe buscar en un vaso de uso general son un tazón de tamaño decente que le permita agitar el vino y meter la nariz (ya que el olfato representa gran parte de lo que consideramos sabor), y un vaso o vaso transparente y sin adornos. cristal.

En última instancia, la respuesta se reduce a los gustos y estilos de vida individuales. "Si eres un ávido bebedor de vino, invertir en cuatro o cinco estilos de copas de vino es una inversión muy pequeña que paga muchos dividendos", dice Kopec. En Veritas, cinco vasos versátiles de la línea Sommelier de Riedel satisfacen la mayoría de sus necesidades.

Para aquellos que tienen espacio de almacenamiento, les gusta entretener o beben regularmente Domaine de la Romanée-Conti, nada es más elegante que una copa de cristal soplada a mano, como el modelo Burgundy Grand Cru de Riedel. Este generoso vaso puede contener una botella entera de vino (aunque los expertos recomiendan verter solo cuatro onzas a la vez para dejar suficiente espacio para girar y airear el vino). Cuando tintinean, siempre en la parte más ancha del cuenco, para que no se rompan, emiten un tono profundamente resonante que suena como campanas de iglesia.

“Se ven realmente hermosos”, dice Ron Ciavolino, director de estudios del vino en el Instituto de Educación Culinaria de Nueva York. "Pero algún idiota por lo general derriba a uno y se supone que debes reír como si no te importara".


2018 Testigo Mark Pinot Noir

Muy recomendable

"El vino es excelente. Estoy tan contenta de haber comprado un estuche."

"Jon, debería haber comprado más. ¡¡Delicioso!!"

"gracias por el trato. este vino es espectacular por $ 12.50 / botella. Estoy acostumbrado a comprar taxis jóvenes grandes, atrevidos o viejas vitrinas y pagar múltiplos considerablemente mayores de este precio."

"Acabo de recibir mis 6 botellas y tomar mi primer vaso. POR QUÉ, POR QUÉ no compré un estuche. "

"Hola Jon, solo tenía que decirte que me encanta este vino. Gracias por hacer lo que haces."

"Jon, tienes que dejar de ofrecer todas estas increíbles ofertas. ¡¡Mi autodisciplina se está desvaneciendo rápidamente !!"

"Recientemente aproveché tu oferta. Me alegro mucho de haberlo hecho, y ahora lamento no haber comprado más (¡como todas esas citas en su sitio web!)"

"¡He comprado muchas veces durante los últimos meses y me encantaron los vinos!"

"Oferta realmente asombrosa. Me encanta un tinto atrevido y Reverse Wine Snob entregado. Perfecto para una noche lluviosa !!"

"¡¡INCREÍBLE!! ¡¡Maldita sea, debería haber comprado un CASO !!"

"GUAU. Sólo. Guau. Absolutamente delicioso. Si hubiera sabido que iba a ser tan bueno, habría comprado un estuche. o dos. Este fue el punto muerto en el punto óptimo de lo que me gusta. ¡¡Gracias!!"

"Me encantaron todas mis ofertas de RWS, no puedo esperar para obtener esta."

"¡Guau! ¡Eso fue increíble! ¡Gracias!"

"Finalmente abrí una botella de esto y no me decepcionó. Delicioso. "

"¡Gracias por un gran servicio! ¡Nos han encantado sus correos electrónicos y sus ofertas de vinos!"

"Este trato con información privilegiada es un gran vino. ¡¡Me alegro de haberlo conseguido !!"

"My Insider Deal llegó justo a tiempo para mi celebración de esta noche y es absolutamente delicioso. ¡Salud!"

"¡Ojalá hubiera duplicado mi pedido!"

"Vaya, este vino es increíble. ¡Me alegro de tener dos botellas más!"

"Compré un estuche ojalá hubiera comprado 2-3 estuches. Compra fantástica por el precio."

"Esta oferta privilegiada fue la mejor de todas. Este vino es asombroso. Fuertemente recomendado."

Sobre Jon Thorsen

Autor y consumidor de vino independiente que ayuda a millones de personas a encontrar excelentes vinos sin arruinarse desde 2011. Suscríbase a mi GUIA GRATUITA para aprender como! Leer más sobre mí.

Acerca de Reverse Wine Snob

¡El vino no tiene por qué ser caro para ser bueno! Jon Thorsen es un consumidor de vino independiente que ayuda a millones de personas (3,7 millones de visitas solo en 2020) encuentre excelentes vinos sin arruinarse. Si eres nuevo en Reverse Wine Snob®, regístrate en nuestra guía gratuita y no te pierdas nuestras exclusivas ofertas de información privilegiada. Lea más sobre Reverse Wine Snob en las noticias y sobre mí.


27 formas geniales de usar el vino sobrante

"El vino sobrante" puede parecer una idea mítica (o al menos ridícula) para algunos de nosotros. Pero ya sea que acabes de tener una fiesta o simplemente no puedas hacer un soldado con una botella llena, en algún momento te enfrentarás a este dilema: una botella parcialmente consumida está traqueteando en tu cocina y el reloj no se detiene en su capacidad de beber. No se preocupe. ¡Hemos descubierto algunas de las formas más saludables, eficientes y divertidas de usar el exceso antes de que sea demasiado tarde!

Lo primero es lo primero y mdash ¿Es el vino realmente saludable?

Si bien es una ilusión pensar que los médicos recetarán borracheras en el corto plazo, beber con moderación tiene ciertos beneficios. Tanto los blancos como los rojos contienen propiedades antitumorales. Resveratrol: potencial como agente anticancerígeno. Aluyen JK, Ton QN, Tran T, Yang AE, Gottlieb HB, Bellanger RA Revista de suplementos dietéticos. 9 de marzo de 2012 (1): 45-56. así como sustancias conocidas para defenderse de las enfermedades cardíacas. Alcohol y salud cardiovascular: la dosis hace que el veneno y el infierno sean el remedio. O & rsquoKeefe JH, Bhatti SK, Bajwa A, DiNicolantonio JJ, Lavie CJ. Procedimientos de la Clínica Mayo. Mar 89 (3): 382-93. . Pero dado que los tintos cuentan con niveles más altos de ellos, son considerados los más saludables de la familia de los vinos. Sus antioxidantes, conocidos como polifenoles, reducen el colesterol LDL (& ldquobad & rdquo), previenen los coágulos de sangre y protegen los vasos sanguíneos. Así que sírvase una porción (eso & rsquos cinco onzas al día para las mujeres y 10 onzas para los hombres) para obtener esos beneficios sin exagerar, y siga leyendo para ver qué hacer con el resto de esa botella.

¿Cuánto dura el vino?

Una vez abierto, el vino comienza a oxidarse inmediatamente, un proceso que causa la desintegración química y da como resultado una bebida que se desvanece en color, tiene un sabor menos potente y ha perdido todo su brillo. La vida útil del vino depende en gran medida del tipo que utilice. ¿Es rojo, blanco o brillante? Incluso lo seco o dulce que es tiene un impacto en la duración de su formación. Por lo general, los vinos tintos se mantienen mejor que los blancos y las variedades envejecidas duran más que las más jóvenes, así que beba su Pinot Grigot antes de pasar al Malbec. Como línea de tiempo básica, los vinos jóvenes deben aguantar durante tres o cuatro días, y los vinos más viejos alrededor de una semana. Las excepciones son los vinos de postre y el oporto, que pueden durar hasta un año después de su apertura.

La mala noticia: No existe una forma real de extender significativamente la vida útil de una botella una vez abierta. ¿Las buenas noticias? Hay formas de evitar tirar esas deliciosas cosas por el desagüe y de mantener el sabor del vino y rsquos en su punto máximo durante su limitada ventana de frescura.

1. Compre botellas más pequeñas. Es mucho más fácil eliminar 375 ml que 750 ml de una sola vez. Otra opción es simplemente verter su vino en una botella más pequeña si no puede terminarlo todo. Eso y rsquoll minimizan la oxidación. ¡Recuerde volver a taparlo bien!

2. Compre vino en caja. Si bien las variedades en caja comenzaron con una reputación cuestionable, su calidad ha mejorado a lo largo de los años. Ahora cuentan con beneficios que pueden competir con sus contrapartes embotelladas, no solo en términos de costo y respeto al medio ambiente, sino también de vida útil. Las cajas abiertas pueden durar hasta dos meses, en comparación con solo cinco días para el vino embotellado. ¿Ver? ¡Vale la pena pensar dentro de la caja!

3. Mantenga las cosas frescas. Como sugiere la existencia de enfriadores de vino, es importante mantener las botellas alejadas del calor o la luz excesivos, lo que puede arruinar el sabor del vino y los vinos. La temperatura de almacenamiento óptima es 55 F (12-13 C). Si no tiene una hielera, pruebe con un armario oscuro o el refrigerador.

4. Congélelo. Vierta el vino restante en bandejas de cubitos de hielo para almacenarlo a corto plazo. Si bien es posible que no desee beberlo directamente después de descongelarlo, se convierte en un gran bateador emergente cuando necesita un impulso de sabor adicional para salsas, glaseados o guisos.

Bueno hasta la última gota y mdash Su plan de acción

¿Listo para usar el fondo de esa botella? Si no quiere tragarlo, hay dos enfoques básicos: cocinar con él o usarlo para las tareas del hogar. Si quiere seguir la primera ruta, recuerde la regla de oro: si no quiere beberlo (eventualmente), ¡no cocine con él! Y si no va a cocinar con él, no lo tire por el desagüe (consulte todos los usos domésticos del vino).

1. Vieiras veganas en salsa cremosa de vino blanco
Vino necesario: & frac13 taza
La carne y los lácteos pueden estar prohibidos para los veganos, pero eso no significa que el vino esté fuera del menú (¡gracias a Dios!). Esta cena apta para herbívoros utiliza un tercio de taza de blanco, junto con leche de coco, que ofrece una dosis de ácido láurico que combate las infecciones. Juntos forman una salsa sedosa que envuelve los hongos ostra en sustitución de las vieiras. Si bien los Chardonnays robustos son los mejores para sostener platos cremosos, en realidad cualquier vino blanco seco sobrante servirá aquí.

2. Huevos escalfados en salsa de vino tinto
Vino necesario: 2 tazas
Eleve el increíble huevo comestible a un nivel completamente nuevo rodeándolo con una rica salsa de vino. Con una porción considerable de rojo batido en una mezcla abundante de verduras, hierbas y tocino, esta clásica receta francesa es una forma práctica de consumir cualquier variedad con cuerpo sin terminar, como Shiraz o Malbec. Sirva con un trozo de pan de ajo crujiente para ayudar a absorber toda esa bondad apetitosa y yema, y ​​su ración diaria de proteína no podría volverse más deliciosa.

3. Bruschetta de champiñones al vino blanco con halloumi
Se necesita vino: poco menos de una taza frac12
Un toque de crema y un chorrito de vino blanco sobrante es todo lo que necesitas para darle un toque aterciopelado a esta bruschetta fácil. Revuélvalo en un salteado de hongos rellenos de vitamina D (siéntase libre de experimentar con diferentes tipos), y vierta sobre piezas de baguette cubiertas con queso halloumi. Resultado: un aperitivo asombroso o el acompañamiento carnoso pero ligero ideal para una ensalada simple. (Tenga en cuenta que esta receta utiliza medidas métricas en lugar del estándar de EE. UU., Pero no es necesario ser exacto con las rebanadas de queso y la crema).

4. Brócoli bebé estofado en vino con limón y pimienta
Vino necesario: & frac12 cup
¡El brócoli es todo menos aburrido cuando se cuece en vino! La receta de Flora Foodie & rsquos toma apenas 10 minutos y usa solo seis ingredientes, dejando que el sabor afrutado del vino blanco y la frescura del limón realmente brillen. Solo dos cucharaditas de Earth Balance derretido le dan a este plato su cobertura crujiente y mantecosa de pan rallado. Tenga en cuenta esta guarnición saludable y llena de fibra la próxima vez que necesite terminar esa botella de Sauvignon Blanc (o si quiere una excusa para abrir una nueva).

5. Salsa de Tomate Fresco con Balsámico y Vino Tinto
Vino necesario: & frac18 taza
Convierta la escoria en el fondo de la botella en el ingrediente secreto clave para esta salsa cremosa, que se servirá generosamente sobre la pasta, se usará como salsa para el pan o como base para la pizza. Los tomates frescos proporcionan vitamina C y calcio, el vinagre balsámico le da un toque dulce y picante, y el vino aporta una profundidad sofisticada y enriquecida con antioxidantes. Un octavo de taza puede no parecer mucho, pero use un vino tinto atrevido como un Zinfandel, y un poco será de gran ayuda.

6. Crostini de mermelada de cebolla roja
Vino necesario: & frac12 taza
Las cebollas caramelizadas son una revelación, pero esta mermelada lleva las cosas a un nivel superior al dorar estas verduras que reducen la inflamación en una reducción de vino, salsa de soja y un poco de mantequilla. el momento de ponerlo en acción. ¡Vierta la mezcla dulce y salada en un crostini untado con queso de cabra para un cóctel en la palma de su mano!

7. Ratatouille de berenjena y tofu con albahaca tailandesa
Vino necesario: & frac14 cup
Aunque el vino tinto puede parecer un ingrediente inusual para un plato que contiene tofu, la pequeña porción que se usa para esta comida en una olla no solo complementa los elementos más tradicionalmente asiáticos de ajo, soja y albahaca tailandesa, sino que les da calidez y complejidad. Dado que compite con otros sabores fuertes, asegúrese de consumir un vino más abundante que pueda resistir, como un Petit Syrah. Rebosante de verduras y aún más abundante con tofu lleno de proteínas, esta nutritiva comida en una olla es inusual y reconfortante.

8. Frijoles Horneados Caseros Con Vino Tinto
Vino necesario: 1 taza
Olvídese de las cosas enlatadas almibaradas y clasifique su próxima barbacoa con esta versión ligeramente borracha de frijoles horneados. La combinación de pasta de tomate y vino tinto le da al lado clásico una dulzura más refinada y un índice glucémico más bajo que si usara azúcar simple. Hágalo unos días antes para que la salsa penetre más en los frijoles.

9. Pasta de cabello de ángel con tomates cherry al limón y ajo
Vino necesario: & frac12 cup
Canaliza los sabores del verano, sin importar lo que diga el calendario, con esta pasta sin esfuerzo. Los tomates cherry (¡que lo escuchen los & rsquos por el licopeno!) Se combinan con abundante albahaca fresca que contiene flavonoides. Media taza de vino blanco y un chorrito de limón componen su salsa ligera nuevamente, Sauvignon Blanc funciona bien aquí para un ponche de hierbas afrutado que no es demasiado abrumador. Una capa de queso parmesano rallado le da un sutil acabado salado sin sobrecarga de sodio. Y si el clima coopera, tome este cuenco al aire libre.

10. Pasta borracha
Vino necesario: 1 y frac12 tazas
¿Tomó una copa de vino antes de acostarse anoche, y ahora se enfrenta con casi una botella entera para usar antes de que se eche a perder? Introduzca la pasta borracha. Los fideos pasan la mitad del tiempo de cocción en agua y la otra mitad en un baño de tinto, así que no escatime en calidad aquí y mdashla receta recomienda un buen Chianti o Zinfandel. El queso Pecorino Romano, el perejil, el ajo y los chiles son los únicos otros ingredientes necesarios para hacer este plato saludable y dramático. ¡Solo mire ese llamativo tinte malva y el material de la cena / cita nocturna!

11. Risotto de quinua
Vino necesario: 1 taza
El risotto es delicioso, pero vamos a afrontarlo, se necesitan foreeeeeever para preparar. Esta receta utiliza quinua sin gluten en lugar de arroz para reducir drásticamente el tiempo de cocción, agitación y agitación. El resto de los ingredientes son césped de risotto familiar, incluida una taza llena de vino blanco seco (el Pinot Grigio sobrante se ajusta a la factura) para darle una capa más profunda y ligeramente ácida a la mezcla cremosa. La espinaca agrega un toque de color y un poco de hierro y vitamina K.

12. Pastel de chocolate con vino tinto
Vino necesario: 1 taza
¿Un pastel que contiene vino y chocolate y sigue siendo de trigo integral, vegano y sin azúcar refinado? Sus oraciones en Internet han sido respondidas. La receta de Love Food Eat & rsquos mezcla hábilmente una taza de vino tinto con mermelada de fresa y aceite de oliva para un postre ligeramente dulce y ligeramente afrutado, mientras que un fuerte golpe de cacao en polvo asegura que siga siendo super chocolateado. Los productos horneados de trigo integral corren el riesgo de ser demasiado densos, pero la humedad del alcohol los mantiene esponjosos. Es el mejor lugar para tener tu pastel y comértelo también.

13. Vinos de cereza Merlot
Vino necesario: 1 y frac12 tazas
It & rsquos Good Humor todos adultos. Con una dosis doble de antioxidantes de la fruta y el vino y solo un toque de almíbar simple, estas paletas heladas de tres ingredientes merecen un lugar en su rotación regular de postres. Si bien esta receta requiere cerezas y Merlot, nos hizo girar las ruedas para innumerables otras combinaciones igualmente saludables inspiradas en cócteles: moras y Pinot Noir, arándanos y Cabernet, melocotones y Prosecco & Hellip ¡adelante y experimente!

14. Trufas de chocolate con vino tinto
Vino necesario: & frac12 cup
Gente paleo, regocíjense: el vino tinto es generalmente reconocido como aceptable en la dieta & ldquocaveman & rdquo. Honre esos antiguos deseos por el vino y el chocolate haciendo estas trufas Paleo ridículamente fáciles de cuatro ingredientes. No se necesita ningún tipo específico de rojo aquí, use lo que tenga a mano y los resultados seguirán siendo suaves, ricos y deliciosos para derretirse en la boca. Pequeños pero abundantes, también son una forma inteligente y controlada de porciones de domesticar a los golosos.

15. Gelatina de vino espumoso
Vino necesario: poco menos de 1 y frac12 tazas
¿Abriste un poco de champán ayer pero terminaste la noche antes de que pudieras terminar la botella? Dale un buen uso a ese extra brut en esta hermosa gelatina de vino espumoso. La gelatina da una textura temblorosa, mientras que el agave deja caer un toque de dulzura. Cubierto con delicadas frambuesas (¡vitamina C adicional!) Y servido en copas, es un postre elegante y refrescante que parece mucho más complicado que la simple refrigeración que requiere.

16. Brownies de dulce de chocolate con vino tinto
Vino necesario: & frac14 taza + 2 cucharadas
Cuando se hace bien, el vino más el chocolate es una combinación hecha en el cielo de los antioxidantes, la intensidad del primero resalta los sutiles matices del segundo. Pero, como muestra esta receta, la prueba está en la masa. Aquí no hay que escatimar en mantequilla o azúcar, pero estas delicias están hechas con alimentos integrales y tienen un acabado ultra dulce. Un delicioso glaseado remata todo el asunto.

17. Budín de pan con salsa de vino de Oporto
Vino necesario: 1 taza
¿Te regalaron una botella de vino de postre que ahora está acumulando polvo? Exprímalo para obtener una salsa agridulce para rociar sobre este tradicional budín de pan portugués. Los pedazos de baguette de un día absorben maravillosamente el líquido y la leche de coco mantiene la receta sin lácteos. La salsa por sí sola es tan versátil que también se puede usar para animar el bizcocho comprado en la tienda o incluso verter sobre un poco de helado.

18. Batido de mango moscato
Vino necesario: & frac12 cup
Vierta el moscato restante del brunch del domingo pasado y rsquos en esta mezcla veraniega de frutas y efervescencia. Tomando veinte segundos para dar vueltas, este batido es ideal para un desayuno de fin de semana animado o como un toque divertido en una copa por la noche. Al igual que otras recetas de esta lista, conviértalo en su plataforma de lanzamiento para sus propias variaciones interminables. Agregue bayas y melones o Proseccos y Riesling.

19. Cupcakes de aceite de oliva con albahaca y vino blanco
Vino necesario: & frac12 cup
Admitimos que el título de esta receta es un poco desagradable, pero los comensales aventureros serán recompensados ​​con una sofisticada fusión de sabores. El aceite de oliva saludable para el corazón les da a estos cupcakes una profundidad terrosa y las hojas de albahaca empapadas les infunden un matiz sabroso y encantadoras motas verdes. Media taza de vino blanco afrutado es perfecto para mantener el tema de las hierbas y aportar una dulzura compleja sin añadir más azúcar. Si tienes un White Zinfandel o Sauternes sin usar, ¡tráelo a este horneado!

20. Peras escalfadas en vino tinto y glaseado de chocolate
Vino necesario: 3 tazas
Dado que esta receta requiere unas buenas tres tazas de vino tinto, es posible que deba guardar a propósito la mayor parte de una botella para hacer este postre, pero valdrá la pena. Las peras Bosc con alto contenido de fibra pasan media hora bebiendo una mezcla burbujeante de vino tinto, azúcar, vainilla y canela hasta que adquieren un tinte rosado y se emborrachan positivamente con los sabores dulces y picantes. Dora los lirios vertiendo el resto de la salsa por todos lados antes de devorarlos. Es toda la diversión del vino y nada del dolor de cabeza del día siguiente.

21. Yogur Panna Cotta Con Vino Blanco Y Salsa De Albaricoque
Vino necesario: 1 taza
Si pensaba que la panna cotta era demasiado intimidante para intentarlo, esta receta lo convencerá de lo contrario. El yogur griego sin grasa en lugar de crema aclara las cosas, agregando un gran impulso de proteínas y calcio al tiempo que conserva la consistencia espesa y cremosa de las versiones tradicionales. Use miel orgánica, que ofrece un apoyo adicional para la inmunidad y beneficios para la salud digestiva. Los albaricoques secos pueden ser duros, pero cocinados en vino blanco se vuelven tiernos e incluso más dulces. Cualquier salsa restante se puede untar en la avena de la mañana o rociar sobre postres congelados. Es decir, si no lo hace, simplemente colóquelo directamente en la boca.

22. Granizado de sandía congelada y vino blanco
Vino necesario: & botella frac12
El Malbec funciona increíblemente bien para este granizado veraniego y grueso. Si bien toma algunas horas de preparación, el proceso no es difícil. Y el resultado es impresionante: el vino de Borgoña contra la vaina de vainilla blanquecina hace una declaración dramática y los gránulos helados con el helado sedoso brindan un maravilloso contraste en la textura. ¿Tienes menos de media botella de vino? Simplemente reduzca a la mitad la receta y hágalo aún mejor, llene el espacio con jugo de arándano que combate la inflamación y el cáncer.

23. Quitar manchas de grasa (blanco)
¿La acumulación de aceite en su garaje o en su parrilla al aire libre lo está volviendo loco? Frote la grasa con vino blanco mezclado con bicarbonato de sodio. Ambos son eficaces para absorber las manchas y dejar el área como nueva. Asegúrese de dejar reposar la solución durante unos minutos antes de limpiarla para obtener los mejores resultados.

24. Productos limpios (rojo)
Si abrió una botella de tinto y descubrió que era simplemente indestructible, no la tire y si enjuaga las frutas y verduras con un poco de vino junto con agua puede matar las bacterias no deseadas en sus superficies.

25. Hidratar la piel (rojo)
¿Por qué gastar dinero en tratamientos de spa demasiado caros cuando la respuesta a sus necesidades de cuidado de la piel es sentarse en una botella de rojo? La próxima vez que se bañe, espolvoree el agua con un vertido generoso (piense en una taza o dos y rsquos por valor) de sobras de vino tinto, su resveratrol reparador y ácido tartárico exfoliante suavizan, desinfectan y regeneran la piel, dejándola con un aspecto más suave. Sírvete otro vaso para beber mientras te sumerges. Te permite traer tu pripia bedida alcohólica Enya.

26. Rescatar un derrame (blanco)
Es el temido accidente de la cena-fiesta: alguien derrama su copa de rojo sobre su preciosa alfombra de color crema (o sofá o pantalones. Pero con suerte no pantalones y mdashcream es difícil de lograr). Antes de incluirlos en la lista negra de reuniones futuras, sepa que hay una solución rápida. ¡Combatir el fuego con fuego! Se sabe que el vino blanco ayuda a eliminar las manchas de vino tinto. Vierta un poco sobre el área contaminada, déjela en remojo durante 10 minutos y enjuague con agua tibia. Piense en esto como pelo de perro, pero para vino derramado.

27. Fertilizar plantas (rojo)
Convierta un vicio en una virtud utilizando el vino como una herramienta de reciclaje ecológica. Vierta las últimas gotas en su contenedor de abono, donde se activan las bacterias en el interior y eventualmente estimulan el crecimiento de su jardín. Con un simple movimiento, haz que tu pulgar sea más verde, tu consciente más limpia y tus plantas mucho más felices.


8 vinos de Pinot Noir por menos de $ 30 y mdash y nuestro favorito viene en una lata

Conocido como el "niño problema" de la industria del vino debido a su naturaleza notoriamente meticulosa, el pinot noir tiende a desconcertar a la gente. De piel fina, delicada y propensa a agrietarse y quemarse por el sol, la uva pinot noir es increíblemente desafiante y difícil de cultivar con éxito. Pinot noir grapes are an early-budding variety, which makes the grape susceptible to late-season frost and cold temperatures &mdash meaning that often, the grapes don't survive a full harvest season. But dang, when they do . a perfectly balanced glass of pinot noir has this way of staying with you.

Pinot noir actually has a fairly diverse global footprint and tends to grow best in regions with long, cool growing seasons like Oregon's Willamette Valley, California's Sonoma County, and France's Burgundy region, though there are many new regions emerging that are also producing killer pinot noir, like New Zealand and California's Central Coast. There are a lot of technical differences between Old World-style (European) pinot noir and New World-style pinot noir (grapes grown in the United States, South Africa, New Zealand, etc.), but for the sake of this piece, we'll stick to only New World-style pinot noir.

The below pinot noir picks are some of our personal favorites &mdash and yes, we're happy to say that one of these wines comes in a can. Here are eight killer pinot noir picks that'll turn you into a red wine lover.

We're sort of obsessed with this line of canned wines from Oregon-based Union Wine Co. This pinot noir is super luscious and silky, with notes of black cherry, currants, and fall baking spices. There's also an interesting subtle bitterness and some Fernet-like herbal qualities to this very drinkable wine.

Approachable, easy to transport, and incredibly food-friendly, this easygoing canned pinot noir is a perfect example of what the future shape of wine looks like.

If you love whiskey, this Bread & Butter Pinot Noir is for you. First taste brings a wash of juicy black cherries, but what lingers is a touch of cedar, smoke, and tobacco &mdash strikingly similar to the aftertaste of a perfectly oaked bourbon or a clove cigar (remember those?). Savory, balanced, and beautifully smooth, this is a sexy pinot noir that's almost hauntingly good.

A solid representation of the quality wines being produced in California's cool-climate Monterey County region, this 2016 vintage pinot noir from Hahn Family Wines just kind of rocks. There's a smooth balance of juicy dark berries with just a touch of earthy and dry minerality.

This specific Arroyo Seco region of Monterey County sits on a gravelly and windy plain at the foot of the Santa Lucia mountains, and we swear we can taste that subtle chalky flavor kicked up by the dust in each sip.

This Sonoma County pinot noir is all about the red fruit. With ripe notes of plum, dark cherry, raspberry, and just a touch of nutmeg and black pepper, this pinot noir is juicy and fresh but also earthy. A nice, balanced acidity makes this pinot noir super food-friendly, especially if you're pairing it with fattier foods like glazed pork belly, lamb chops, or spicy charcuterie.

Organically grown in California's Mendocino County, this pinot noir from Bonterra has notes of raspberry, strawberry, and plum balanced out by hints of vanilla and warm baking spices. We love the principles of organic farming that Bonterra is committed to, as their holistic approach helps maintain the vineyards' surrounding habitat of local bees, birds, and other wildlife.

Not only is this pinot noir well-balanced and lush, but it's also one you can truly feel good sipping.

This wildly popular pinot noir is comprised of three grapes from California&rsquos coast &mdash Monterey, Sonoma, and Santa Barbara &mdash and it represents the best elements of all three of these very diverse regions. A nice balance of spice and fruit, this is one of the most complex and dynamic pinot noir wines you can buy at this price point.

Silky, well-balanced, and bursting with a lush berry ripeness, we had a bit of a hard time sharing this bottle with others. Although it's absolutely delicious sipped alone, this pinot noir really comes out to play when paired with a juicy burger.

This pinot noir from New Zealand's up-and-coming Waihopai Valley has a smooth, mellow, earthy coolness that immediately had us hooked and craving another sip. We think it tastes best just slightly chilled to fully enjoy this wine's softness and subtle herbal notes.


Linda Raymond/Getty Images

Depending on the type of wine you’re drinking, one 5-ounce glass of wine can contain anywhere from 90 to 300 calories.

The average red table wine contains about 125 calories per glass. That means one standard bottle contains about 625 calories.

Of course, low-cal wines do exist: One glass of Skinnygirl pinot noir has about 100 calories, which means one bottle has about 500. Still, that’s about ¼ of the FDA’s recommended daily calorie intake.


2019 Pinot Noir bottled!

We are so excited! The 2019 vintage of our flagship wine went into bottle on March 24, 2021. Besides harvest, bottling day is the most rewarding and highly anticipated day of the year. The culmination of all the hard work and decisions that goes into producing an outstanding bottle of wine is realized on this day. In reality, the journey continues. We are continuing to monitor the evolution of the wine as it settles into its new home in the bottle. Even a month or two of patience will be rewarded. Our goal right now is to release the wine in May, 2021. Please stay tuned.

What was the 2019 vintage like?

The 2019 vintage overall was a cooler vintage than we have seen recently. It was also characterized by early rains in September and rapid cool down into October. This was a nostalgic year for Oregon wines, harkening back to the times before climate change began to create warmer vintages. The 2019 vintage looks to offer special wines that will reward wine drinkers for years to come.

So, how long should you wait to open our Pinot Noir?

The evolution of this ethereal liquid does not end with insertion of the cork. Wine is a living thing. Red wines, including Pinot Noir, benefit from time in the bottle. Whenever you purchase a bottle of wine, you will be tempted to open it right away. Even I fall victim to this temptation! Opening a young wine can be fun and educational. Experiencing a wine over time by opening bottles at different stages in its development is one of the most interesting ways to explore this phenomenon. I always buy at least 3 bottles of a red wine in order to have this experience. Drink one now, drink another in a year or two, and in the case of Pinot Noir save one for drinking in 5-10 years. You will be rewarded for your patience!

What if I can’t wait?

We understand! In fact, I have already opened a bottle to celebrate! If you must drink one now, I would highly recommend you pour the wine into a decanter and let it sit for at least an hour. If you don’t have a dedicated decanter, then any large glass vessel will do (think vase, glass jug or even a fish bowl!). The benefits of decanting can also be achieved using a wine aerator.

Special introductory pricing through April!

One of our overarching goals is to make our Willamette Valley wines accessible. Pinot Noir is expensive to produce, but we believe you can still produce high-quality Willamette Valley Pinot Noir at an affordable price. Our farming practices are dedicated to low-yield Pinot Noir (less than 2.5 tons per acre). This results in less fruit available for producing wine, but the benefit is seen in quality. We will not compromise on this value. That being said, we want everyone to be able to afford our wines. The price of Willamette Valley Pinot Noir has increased, and it is not uncommon to pay well north of $50 per bottle for small batch, hand-crafted Pinot Noir. We don’t want price to be a deterrent to enjoying our wines. That is why we have priced our Pinot Noir at less than $30 per bottle. We know we have not yet won over your palate, so we want to entice you to give us a try by offering pre-orders at a mere $25 per bottle through April. You can also use your wine club and volume discount codes to make it even more affordable! Thank you all for your support!


Which Wines Have the Least Sugar?

Love a glass of wine, but monitoring your sugar intake? Get ready to say “cheers” to these options!

First of all, what determines and impacts the sugar content of wine? “The sweetness of a wine is determined by how long it is fermented,” says Maryann Walsh, MFN, RD, a dietitian and certified diabetes educator in Palm Beach, FL. “The naturally present fructose and glucose in wine are major parts of the fermentation process. During this process, yeast converts the natural sugars to alcohol and carbon dioxide.” What does this mean for a wine’s sugar level and buzz potential? “When less sugar is fermented, more will stay in the wine — and the alcohol content of a sweeter wine will usually be lower,” says Walsh.

In general, a dry wine — one that’s not too sweet — will fall into the lower-sugar category. When shopping for low-sugar sparkling wine in particular, look for a bottle with the descriptor “brut,” “dry” or “extra dry.” The words “asti spumante” or “moscato d’ asti,” on the other hand, indicate sweeter sparkling wines. “They could have anywhere from 10 to 25 grams of sugar per serving,” notes Walsh.

Some companies tailor wines to the low-sugar market. FitVine, for instance, sells low-sugar wines, typically with less than 1 gram of sugar per serving. The FitVine Pinot Noir contains .03 g sugar per serving, while the FitVine Chardonnay has .04 g sugar. Additionally, Dry Farm Wines sources wines guaranteed to contain less than 1 g sugar per liter, making them virtually void of sugar.

Because all wines are produced differently, there’s no be-all, end-all rule to buying the lowest-sugar wine. Some winemakers may even add sugar or grape juice to heighten the sweetness of a wine. That said, use this guide from Walsh as a start to your lower-sugar wine shopping. Some wine manufacturers will be able to provide nutrition information about specific wines. And if you’re looking to make the most of your one pour, try cutting your wine with sparkling water, to create a spritzer.

With dryer reds, you can expect 1 to 3 g sugar per 5-ounce pour for the following varietals.

With dryer whites you can expect 1 to 3 g sugar per 5-ounce pour for the following varietals.

With dryer sparkling wines you can expect 1 to 3 g sugar per 3- to 5-ounce pour for the following options.

And, when you're out shopping, try to avoid wines with the following words, which typically imply a higher sugar content:


The Best Red Wine For Sangria, According To Wine Experts

Kicking back with a cool glass of red sangria is pretty much the perfect way to spend a summer evening. And, if you&rsquove never made it yourself, it&rsquos time to change that (don't worry if you're not usually the bartender in your friend group&mdashthere's really not a set "recipe," and you can customize it and add whatever fruit and spices you like).

The traditional Spanish punch features delicious slices of fruit floating in a wine base. Add some sugar and a little brandy, and you&rsquore ready to enjoy a little sip of heaven.

Here&rsquos the thing: Even though recipe for red sangria is pretty basic, there are a lot of different ways you can create it. Everybody seems to have their go-to method of selecting the wine, first of all. Some, like Regine T. Rousseau, founder of wine and spirits marketing and events company Shall We Wine, likes to start with a quality wine. &ldquoNothing too expensive, but something that you would drink anyway,&rdquo she says. &ldquoI&rsquove heard people say &lsquoI want a cheap wine.&rsquo Why would you do that? Don&rsquot spend $100 on a wine for sangria, but definitely use a good, quality wine.&rdquo

But Maria C. Hunt, wine journalist, educator, and author of The Bubbly Bar: Champagne and Sparkling Wine Cocktails for Every Occasion, says that &ldquosangria is a great way to use up little leftover wine, or a new wine that you tried, but didn&rsquot quite fall in love with.&rdquo Noted&mdashdefinitely have a few of those bottles hanging around.

Basically, your wine base is pretty flexible. One thing to keep in mind, though, according to Rousseau: You&rsquoll want something dry. &ldquoThat wine will balance out the sweetness and all of the other ingredients,&rdquo she says. Otherwise, your sangria might taste también sugary sweet and take you back to your college days of bottled red sangria from the corner store.

Once you've got your wine in there, you&rsquoll want to use fruits that add texture to each glass. &ldquoMix it up&mdashcrunchy pink lady apples to more of a firm mango and citrus,&rdquo Rousseau says. You can also soak your fruit in brandy or rum and infuse a seasoning like cinnamon, rosemary, or thyme, before you add it to your drink, she says.

Next comes the sugary stuff. &ldquoTypically a sangria will include some sweetener, either sugar or some lemon soda,&rdquo Hunt says. &ldquoBut the way you make yours is a matter of personal preference.&rdquo And, if you really want to make your sangria pop, you&rsquoll put it all together at least a couple of hours before you plan to serve it (or drink it yourself), Hunt says. &ldquoThat gives the spices time to release their flavors and for the fruit to soak up some of the wine and spirits,&rdquo she adds.

But, of course, it all starts with the star of the show: the wine (which, in most cases, you can order straight to your door. Have a wine subscription? Even better). The experts swear these are some of the best red wines for summer sangria.


Ver el vídeo: Crianza del Vino en Botella - Bodegas Urbina